Sobrevivir una AUDITORÍA

TODOS LOS CONTRIBUYENTES EN ESTE PAÍS están sujetos a que el Servicio Interno de Rentas (IRS por sus siglas en inglés) haga una revisión de sus declaraciones anuales para verificar que estén reportando de forma correcta sus ganancias y deducciones.

En la mayoría de los casos, cualquier duda puede aclararse por correo, no obstante, las declaraciones complicadas o con graves errores requieren ser revisadas por auditores. El contribuyente tiene el derecho de buscar representación, ya sea a través de un abogado o el contador quien preparó la

declaración de impuestos. Un aviso de revisión no significa que seas un ladrón o mentiroso, simplemente pudiste haber cometido algún error en tu

declaración, haber sido denunciado al IRS por alguna persona o ser cliente de un preparador de impuestos con un historial de errores recurrentes.

Luego de haber trabajado por casi 14 años como auditor del IRS, el contador público Carlos Salazar explica que el secreto para superar con éxito una auditoria está en la organización. “El IRS siempre va a mostrar más respeto por aquellos contribuyentes cuyos documentos estén bien organizados”, indica el experto. Es decir que como individuo, propietario único o dueño de un pequeño negocio, es importante mantener tus movimientos financieros bien comprobados. Aquí te explicamos lo que debes esperar antes, durante y después de una auditoría.